Trucos de cocina imprescindibles para principiantes






Suavizar el sabor del ajo, dar la vuelta a la tortilla, que no se pegue pasta, cómo pelar bien los tomates...


Existen numerosos trucos de cocina que nos ayudan a preparar deliciosas recetas de una manera más sencilla. Cómo dar la vuelta a la tortilla sin que se nos caiga, cómo cortar el pollo para después cocinarlo, cómo evitar llorar pelando cebolla...

A continuación te presentamos una serie de trucos que facilitaran la vida a la hora de ponerte a cocinar.

Dar la vuelta a la tortilla: Cuando se emplea una tapadera para dar la vuelta a una tortilla es aconsejable engrasarla un poco, de este modo la tortilla se deslizará con más facilidad y no quedará nada pegado a la tapadera.

Batir huevos: Los huevos para la tortilla se baten mucho mejor si antes de empezar se revienta la yema con un tenedor. Si se añade una cucharada sopera (si la tortilla es grande) o una cucharilla (si es pequeña) de agua fresca, se facilita la mezcla de clara y yema. No conseguiremos una tortilla mejor batiendo los huevos con la batidora eléctrica; al contrario, tarda más en cuajar y cuesta más doblarla.

VÍDEO: Como cortar el pollo
Lo más importante para cortar un pollo sin problemas y preparar una deliciosa receta es hacerlo por la zona de las articulaciones.

Que no se pegue la pasta: Para que la pasta una vez cocida y escurrida no se pegue, lo mejor es verter por encima media cucharada del agua de la cocción.

Fideos en su punto: Para que los fideos queden en su punto en esta sopa de cocido, el truco está en interrumpir el hervor con un cubito de hielo, más o menos a la mitad del tiempo de cocción.

Evitar llorar con las cebollas: Las cebollas 'lloran' por la base, con lo que al pelar la cebolla hay que dejar íntegra esta parte y trocearla en último lugar, así la cebolla no podrá 'sudar' y evitaremos tener que pasar un mal rato.

El aroma de las salsas: Para mantener el aroma de las salsas recién hechas se tapan inmediatamente para que no se pierda. Así también evitaremos que se enfríen hasta el momento de utilizarlas.

Suavizar el sabor del ajo: Está lleno de propiedades y tiene un sabor inconfundible,que a veces repite y lo hace demasiado fuerte para muchos paladares. Para evitarlo, hay que quitar el centro del ajo y ya no repetirá. Además, para evitar que al freirlos tomen ese gusto fuerte, se recomienda freirlos con aceite suave, no muy caliente y no dejar que se tuesten, ya que se resalta su sabor.

Cómo pelar tomates: Muchas veces pelar tomates se convierte en un pequeño infierno; para evitar que la piel nos resbale, recomendamos introducirlos en agua hirviendo unos minutos. No se trata de cocerlos, solo de que estén en agua hirviendo apenas un momento, así se reblandecerá la piel.

Mayonesa más ligera: La mayonesa resulta más ligera si, cuando esté lista, se le añade una cucharada sopera de agua caliente.

ORIGEN DE FOTO PORTADA: http://ocio.levante-emv.com

ESTA RECETA Y SUS FOTOGRAFIAS SON SOLO A TITULO INFORMATIVO Y TIENEN LA OBLIGACION DE CONSULTARLO COMENTARLO Y VERLO EN SU WEB ORIGINAL.